jueves, 15 de octubre de 2009

Protocolo de Investigacion:Diabetes Mellitus Tipo II

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE VERACRUZ
“VILLA RICA”

FACULTAD DE MEDICINA
“PORFIRIO SOSA ZÁRATE”

EL EJERCICIO DIARIO Y DIETA BALANCEADA CONDICIONA UN CONTROL
ADECUADO Y MEJORAMIENTO DE LA CALIDAD DE VIDA DE LOS ENFERMOS DE DIABETES MELLITUS TIPO II ASOCIADO A OBESIDAD


Que para acreditar la materia de Introducción a la Metodología de Investigación presenta:

Diana América Chávez Cabrera


Nombre del tutor:
Dra. Patricia Rosa Linda Trujillo Mariel
Catedrático

Fecha inicio: Miércoles, 12 de agosto del 2009
Fecha Terminación: Viernes 4 de diciembre del 2009

Lugar de Adscripción: Hospital Naval “Porfirio Sosa Zárate”
Índice

Antecedentes
Planteamiento del problema
Objetivos
Justificación
Hipótesis
Variables
Descripción y operazionalizacion de las variables
Metodología
Cronograma
Glosarios
Anexos
Bibliografía







ANTECEDENTES
La Diabetes Mellitus comprende un grupo de trastornos metabólicos que comparten el fenotipo de hiperglucemia. Las dos categorías amplias de la DM se designan de tipo 1 y tipo 2. Los dos tipos de diabetes son antecedidos por una fase de metabolismo anormal de glucosa, conforme evolucionan los procesos patógenos (a).
Un signo notable de la DM tipo 2 es la resistencia a la insulina, que es la menor capacidad de la hormona para actuar eficazmente en los tejidos destinatarios (en particular músculo, hígado y grasa) y es consecuencia de una combinación de susceptibilidad genética y obesidad (a).
La transición epidemiológica alcanza su mayor expresión en la diabetes que, se ha convertido en la primera causa de muerte en el país y, aún en los individuos de 20 a 39 años de edad se ubica entre las primeras diez causas de muerte, lo que puede explicarse porque muchos factores que favorecen su desarrollo son cada vez más frecuentes en la sociedad mexicana.(4)
Con la información disponible sabemos que en las personas con diabetes se reduce la expectativa de vida, 9 años menor en los hombres y 7 años en las mujeres. También ocurre una mayor mortalidad cardiovascular en los enfermos diabéticos que en la población general; 2.5 veces mayor en hombres y 2.0 en mujeres y la sobrevida de una persona con diabetes mellitus es equivalente a la de una persona que tuvo un infarto agudo del miocardio, pero si se suman el infarto agudo del miocardio y la diabetes, la mortalidad crece al doble.(4)
Las personas con diabetes tienen el mismo riesgo de un infarto al miocardio fatal y no fatal que aquellos que tuvieron un infarto previo, a pesar de lo que el manejo integral de las personas con diabetes en su gran mayoría se centra en el control de la glucosa exclusivamente y, la prevención de los factores de riesgo cardiovascular no está integrada a las metas de tratamiento. (4)
El ejercicio para la diabetes mellitus tipo 2 mejora el control de azúcar en sangre y disminuye el contenido de grasa corporal (1)
El ejercicio mejora el control de azúcar en sangre y que este efecto es evidente incluso sin pérdida de peso. Además, el ejercicio disminuye el contenido de grasa corporal y por lo tanto, la ausencia de pérdida de peso con los programas de ejercicio probablemente se explica mediante la conversión de grasa en músculo. El ejercicio mejora la reacción del cuerpo a la insulina y reduce los lípidos en sangre. (1)
Hasta el momento, muchas campañas para reducir la obesidad y la diabetes tipo 2 han centrado sus esfuerzos en recomendar el ejercicio físico; sin embargo, no se ha insistido suficientemente en la necesidad de reducir el sedentarismo. En comparación con otras actividades sedentarias, tales como corte y costura, juegos de mesa o la lectura, mirar televisión es la que se acompaña del menor índice metabólico y se ha asociado a la obesidad en niños. (2)
El costo de atender a los mexicanos con diabetes se incrementa cada año 317 millones de pesos y de no tomar medidas oportunas podría llevar a la bancarrota al sistema de salud del país en la próxima década. La obesidad y los problemas cardiovasculares son enfermedades que ocupan los lugares más graves en salud y representan para las instituciones prestadoras de servicios atención cada vez más especializada y costosa. Provocan complicaciones, discapacidades, limitan la productividad y requieren un tratamiento costoso (3).

































Planteamiento del problema
Los pacientes de Medicina General, Endocrinología y Medicina Interna del Hospital Naval de Veracruz “Porfirio Sosa Zárate” que padecen Diabetes Mellitus tipo II, en los últimos meses (Enero-Septiembre) no han logrado un control adecuado de sus cifras de Glucosa en sangre. Si estos no se controlan con el tiempo padecerán complicaciones como nefropatía diabética y neuropatía diabética entre otros muchos.
A su vez, padecimientos asociados como la obesidad los predispone a padecer enfermedades cardiovasculares y a su vez incrementar su consumo de medicamentos, lo cual deteriora su calidad de vida e incrementa los gastos por parte del hospital y en consecuencia, del Sector Salud de padecimientos que podrían ser prevenibles. Aunque se les recomienda a los pacientes que hagan modificaciones en su dieta, muy pocos acceden a llevarlo a cabo, y esto se refleja en sus cifras de exámenes de laboratorio como Química Sanguínea Completa donde se ven cifras elevadas de Glucosa, Triglicéridos, Colesterol, entre otros.
Es de suma importancia concientizar a los pacientes de los grandes beneficios que obtendrían si se apegaran a un régimen de dieta y ejercicio: además de controlar su enfermedad, disminuir el consumo de fármacos hipoglicemiantes entre otros y prevenir complicaciones, permitirían que los recursos invertidos en el tratamiento de entidades morbosas prevenibles se encaminaran a la prevención de otras enfermedades .

















Objetivos
Generales
a) Demostrar que la práctica de ejercicio diario y una dieta balanceada ayudan a controlar mejor los niveles de glucosa.
b) Demostrar que la práctica de ejercicio diario y una dieta balanceada previenen y retardan la aparición de complicaciones de la diabetes mellitus tipo II.
c) Concientizar a los pacientes sobre los múltiples beneficios de la práctica de ejercicio aeróbico y llevar una dieta balanceada.
d) Enfatizar la importancia de realizar actividades que contribuyan a disminuir su sedentarismo.
e) Interpretar los resultados obtenidos y publicarlos en un artículo para que las personas en general y los pacientes se percaten de la que tiene el incluir ejercicio y dieta para el control de la diabetes mellitus tipo II.

Particulares
a) Juntar un grupo de 30 pacientes que se sometan al esquema de ejercicio aeróbico de 30 minutos diarios y dieta balanceada.
b) Demostrar que la práctica de ejercicio diario y la dieta balanceada les permite un mejor control de su enfermedad y además los hace sentirse con más vitalidad.
c) Publicar un artículo y presentar los resultados obtenidos en un mini-simposium en la Universidad Autónoma de Veracruz “Villa Rica”








Justificación

En los estudios realizados por el sector salud se evidencia que la mayoría de la población en general no se somete a un régimen de control que incluya Dieta y ejercicio. Además se afirma que mucha propaganda se ha hecho para que las personas lo practiquen, pero poco se ha dicho acerca de la minimización del sedentarismo (subir escaleras en vez de tomar elevador, caminar en vez de usar el automóvil, lavar el auto en casa en vez de ir a un autolavado, por mencionar algunas). Esto mejoraría la calidad de vida del paciente y al disminuir el número de casos de complicaciones de la Diabetes Mellitus, se disminuirían los gastos para sustentar su tratamiento y se canalizarían a la prevención de otras enfermedades.
Este trabajo pretende concientizar a los pacientes sobre la importancia de realizar actividades cotidianas que minimicen el sedentarismo, a su vez, implementar la práctica de ejercicio aeróbico diario durante 30 minutos y llevar una dieta baja en carbohidratos y grasas que conllevará a un mejor control de su enfermedad y evitar o retrasar la aparición de complicaciones.
El Hospital Naval de Veracruz nos permite llevar a cabo dicho estudio en sus instalaciones y con sus pacientes, y si el proyecto triunfa se implementaría para tratar nuevos casos de Diabetes Mellitus II.
A pesar de los esfuerzos muy pocos pacientes están dispuestos a poner de su parte debido a la gran cantidad de actividades que realizan. Además, el tiempo estimado para el proyecto de investigación es corto relativamente, ya que, para obtener resultados significativos se requeriría un año aproximadamente.
Es posible que algunos pacientes, si no se apegan al régimen, abandonen el proceso de investigación y nos impida obtener resultados concisos que demuestren los beneficios del programa a llevar.





Hipótesis

Hipótesis 1:
La práctica del ejercicio diario y una dieta balanceada condiciona un control adecuado y mejoramiento de la calidad de vida de los enfermos de diabetes mellitus tipo ii asociado a obesidad


Hipótesis nula:
La práctica del ejercicio diario y una dieta balanceada no condiciona un control adecuado y mejoramiento de la calidad de vida de los enfermos de diabetes mellitus tipo ii asociado a la obesidad


Hipótesis alterna:
La práctica de ejercicio diario y una dieta balanceada ayuda a disminuir gastos innecesarios por parte del sector salud para el tratamiento de complicaciones de los enfermos de diabetes mellitus tipo ii asociado a obesidad






























Variables


DEPENDIENTE
Control adecuado de Diabetes mellitus Tipo II asociado a obesidad

INDEPENDIENTE
La práctica del ejercicio diario y la dieta balanceada





































Metodología
1) Obtener la autorización de los pacientes para someterse al proyecto de investigación, que incluye:
a. Toma de QSC y curva de tolerancia a la glucosa antes de comenzar con el régimen.
b. Toma de peso, talla, IMC, perímetro de cintura y medida de panículo adiposo antes de comenzar con el régimen.
c. Práctica de ejercicio aeróbico (caminata) diario de 30 minutos durante 2 meses.
d. Llevar a cabo una dieta balanceada que se le proporcionará a la paciente durante 2 meses.
e. Toma de QSC y curva de tolerancia a la glucosa un mes después del haber comenzado con el proyecto.
f. Toma de QSC y curva de tolerancia a la glucosa al concluir el régimen.
g. Toma de peso, talla, IMC, perímetro de cintura y medida de panículo adiposo al término del proyecto.
2) Seguimiento y motivación de pacientes mediante llamadas telefónicas para promover el apego al programa.
3) Análisis e interpretación de resultados mediante la formulación de tablas y gráficas comparativas.






















Cronograma

FECHA
ACTIVIDADES
RECURSOS
1 Septiembre – 30 Septiembre
Elaboración protocolo de investigación
Información de revistas, libros y otros proyectos similares
1 Octubre ̶ 15 Octubre
Coordinación, organización
Permiso del hospital para realizar proyecto de investigación
16 Octubre – 31 Octubre
Aplicación de metodología
Convencer pacientes para que se sometan al proyecto de investigación y que cooperen llevando el plan de ejercicio dieta
Química Sanguínea para obtener valores de glucosa y verificar su control.
1 Noviembre ̶ 15 de Noviembre
Obtención de resultados de las pruebas
16- Noviembre – 30 Noviembre
Procesamiento de datos
Interpretación de resultados obtenidos mediante gráficas
Diciembre 2009
Elaboración de informe, conclusiones.





























Anexos
Ejercicios para la diabetes mellitus tipo 2 (Revisión Cochrane traducida)

El ejercicio para la diabetes mellitus tipo 2 mejora el control de azúcar en sangre y disminuye el contenido de grasa corporal
El ejercicio, los cambios en el régimen dietético y los fármacos se utilizan con frecuencia en el tratamiento de diabetes tipo 2. Sin embargo, es difícil determinar el efecto independiente del ejercicio a partir de algunos ensayos porque el ejercicio ha sido combinado con modificaciones dietéticas o con fármacos, o se ha comparado con un control que incluye otra modalidad de intervención. Los autores de revisión intentaron determinar el efecto del ejercicio sobre el control de azúcar en sangre en la diabetes tipo 2.
Esta revisión halló que el ejercicio mejora el control de azúcar en sangre y que este efecto es evidente incluso sin pérdida de peso. Además, el ejercicio disminuye el contenido de grasa corporal y por lo tanto, la ausencia de pérdida de peso con los programas de ejercicio probablemente se explica mediante la conversión de grasa en músculo. El ejercicio mejoró la reacción del cuerpo a la insulina y redujo los lípidos en sangre. La calidad de vida sólo se evaluó en un estudio, que no halló diferencias entre ambos grupos. No se observaron diferencias significativas entre los grupos en cuanto a los niveles sanguíneos de colesterol o presión arterial. Se evaluó un total de 14 ensayos controlados aleatorios. Estos estudios incluyeron a 377 participantes y compararon grupos que difirieron sólo en lo que se refiere a una intervención de ejercicios. La duración de las intervenciones en los estudios varió desde ocho semanas a un año. Dos estudios revelaron información acerca del seguimiento, uno a los seis meses después de finalizar la intervención de ejercicios de seis meses y el otro a los 12 meses posteriores a la intervención. En general, fueron estudios bien realizados, pero no se informó el cegamiento de los evaluadores de resultado y, aunque todos los estudios informaron que se había realizado la asignación al azar, sólo algunos proporcionaron detalles sobre el método utilizado.
No se informaron efectos adversos con el ejercicio. En ninguno de los estudios se evaluó el efecto del ejercicio sobre las complicaciones diabéticas.
La duración relativamente corta de los ensayos impidió la información de complicaciones significativas a largo plazo o de mortalidad. Otra limitación fue el escaso número de participantes incluidos en los análisis para adiposidad, presión arterial, colesterol, masa muscular y calidad de vida.
Antecedentes:
Por lo general, se recomienda ejercicio para las personas con diabetes mellitus tipo 2. Sin embargo, algunos estudios evalúan una intervención de ejercicios que incluye régimen dietético o modificación de comportamientos o ambos, y no se diferencian los efectos del régimen dietético y el ejercicio. Algunos estudios sobre ejercicio incluyen números bajos de participantes y les falta poder para mostrar las diferencias significativas que pueden aparecer en ensayos más grandes.
Objectivos:
Evaluar los efectos del ejercicio en la diabetes mellitus tipo 2.


Estrategia de búsqueda:
Los ensayos se identificaron mediante el Registro Cochrane Central de Ensayos Controlados (Cochrane Central Register of Controlled Trials, CENTRAL), MEDLINE, EMBASE y búsquedas manuales de las bibliografías. La fecha de la última búsqueda fue 3 de marzo, 2005.
Criterios de selección:
Todos los ensayos controlados aleatorios que comparaban cualquier tipo de ejercicio físico, aeróbico o de entrenamiento de resistencia progresiva bien documentado con ningún ejercicio en las personas con diabetes mellitus tipo 2.
Recopilación y análisis de datos:
Dos autores de forma independiente seleccionaron los ensayos, evaluaron la calidad de los mismos y extrajeron los datos. Se contactó con los autores de los estudios para obtener información adicional. A partir de los ensayos se recopiló información acerca de los efectos adversos.
Resultados principales:
Se identificaron 14 ensayos controlados aleatorios que comparaban ejercicio con ningún ejercicio en la diabetes tipo 2 e incluían a 377 participantes. La duración de los ensayos varió desde ocho semanas hasta 12 meses. En comparación con el control, la intervención de ejercicios mejoró significativamente el control glucémico según se indicó mediante una disminución en los niveles de hemoglobina glucosilada de 0,6% (-0,6% HbA1c, intervalo de confianza (IC) del 95%: -0,9 a -0,3; P <> 30. Para el diagnóstico de la diabetes se enviaron por correo encuestas complementarias específicas y pruebas diagnósticas. Los resultados fueron sometidos a análisis estadístico.
Se encontró que las mujeres que miraban televisión por largo tiempo eran más propensas a fumar, a consumir bebidas alcohólicas y a realizar menos ejercicio físico. También tenían un mayor consumo energético diario y peores hábitos alimentarios.
Durante los seis años de seguimiento, 3 757 mujeres pasaron a la categoría de obesas. El tiempo pasado ante el televisor estuvo significativamente asociado con el riesgo de obesidad (P = 0,001). Mantenerse sentadas en el trabajo o fuera del hogar y usar un automóvil como medio de transporte también fueron conductas asociadas a un mayor riesgo de obesidad (P = 0,01), no así mantenerse de pie o caminando por la casa (P = 0,001). Según los resultados del análisis de múltiples variables, solo mirar televisión por mucho tiempo se asociaba a un elevado riesgo de obesidad en estas mujeres (RR = 1,29; intervalo de confianza de 95% [IC95%]: 1,01 a 1,66).
El tiempo promedio pasado ante el televisor también estuvo significativamente asociado a un mayor riesgo de diabetes tipo 2 (P para tendencias < href="http://www.update-software.com/abstractses/AB002968-ES.htm">http://www.update-software.com/abstractses/AB002968-ES.htm
Thomas DE, Elliott EJ, Naughton GA. Ejercicios para la diabetes mellitus tipo 2 (Revisión Cochrane traducida). En: La Biblioteca Cochrane Plus, número 3, 2008. Oxford, Update Software Ltd. Disponible en: http://www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, Issue . Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).


2) http://www.scielosp.org/scielo.php?pid=S1020-49892003000400010&script=sci_arttext
© 2009 Organización Panamericana de la Salud
Organización Panamericana de la Salud
Programa de Publicaciones (DBI/E)
525 Twenty-third Street, NW
Washington, DC 20037, EUA
Fax: (202) 338.0869

3) http://www.jornada.unam.mx/2009/04/06/index.php?section=sociedad&article=037n2soc
4) http://www.spps.salud.gob.mx/descargas/programas/diabetes_nov08.pdf



Citas bibliográficas
a) “HARRISON: Principios de Medicina Interna”
Fausi, Braunwald, Kasper, Hauser, Longo, Jameson, Loscalzo
17ª Edición
Editorial: Mc Graw Hill

b) “Metodología de la investigación criminal”
TRUJILLO Mariel, Patricia Rosa Linda
1ª Edición
Editorial: Alfil

2 comentarios: